EMBARGO DE CUENTAS BANCARIAS

Actualizado 20-03-2017.

El embargo de cuentas bancarias es uno de los procedimientos más utilizados para cobrar las deudas, tanto por la Administración (deudas con Hacienda, con la Seguridad o por multas son las más comunes) como judicialmente.

Una vez producida la orden de embargo se da traslado a la entidad financiera con identificación del deudor y el importe total de la deuda. El Banco procederá entonces a una retención del saldo existente en la cuenta en función de la cuantía de la deuda.

En el caso de las llamadas “cuentas nómina” el Banco de España ha determinado que cuando en la cuenta afectada por el embargo se efectúe habitualmente el abono de sueldos, salarios o pensiones, deberán respetarse las limitaciones legales  en relación al salario mínimo interprofesional (en adelante SMI). Se considera “sueldo, salario o pensión” el importe ingresado en la cuenta por ese concepto el mes en que se practique el embargo o en su defecto, el mes anterior.

En definitiva, si en la cuenta tenemos domiciliada nuestra nómina deben respetarnos el importe del SMI y desde éste hasta el doble el 30%. A partir de ahí el porcentaje se va incrementado en función de unas tablas:

  • Todo lo que exceda del SMI hasta el doble del SMI, el 30%
  • Todo lo que exceda del doble del SMI hasta el triple del SMI el 50%
  • Todo lo exceda del triple del SMI hasta el cuádruple del SMI el 60%
  • Todo lo exceda del cuádruple del SMI hasta el quíntuple del SMI el 75%
  • Para cualquier cuantía que exceda el quíntuple del SMI, el 90%.

En 2017 el SMI está fijado en:

  • Salario Mínimo diario: 23,59€
  • Salario Mínimo mensual: 707,60€
  • Salario Mínimo anual: 9.906,40€ (14 pagas)

En el caso de cónyuges que no tengan separación de bienes se sumarán las percepciones y lógicamente aumentará la cantidad que legalmente se podrá embargar. Por el contrario en caso que debamos atender cargas familiares (que tendremos que acreditar) podrán rebajarnos la escala anterior.

En principio todo embargo de Hacienda, Seguridad Social u otra Administración o embargo judicial que supere esos límites o no respete la parte proporcional susceptible de embargo, en caso de que la cuenta pertenezca a varios titulares, será nulo de pleno derecho.

Ahora bien, si en la cuenta en la que se abona la nómina, sueldo o pensión queda saldo de un mes a otro se considera “ahorro” y como tal es susceptible de ser embargado. Esto genera muchos problemas para los embargados que ven retenidas también cantidades que tienen reservadas para pagos de facturas de suministros, impuestos y otros gastos comunes, pero lo cierto es que éste es el criterio actualmente seguido para la ejecución de embargos de cuentas bancarias, tanto judiciales como de Hacienda, Seguridad Social o deudas por multas, resultando muy difícil la reclamación para que adopten una operativa distinta.

En definitiva, creemos que para que prospere la reclamación en tal sentido tendríamos que aportar extractos de la cuenta que acreditaran ingresos o cantidades que no lleven en la cuenta más de un mes y por tanto aún conservan su condición de “sueldo, salario o pensión”. En caso contrario vemos difícil la posibilidad de reclamación.

Si te ha resultado útil este artículo, comparte en tus redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s