TRIBUTACIÓN DE LOS FUTBOLISTAS EN ESPAÑA

Han sido varios los futbolistas que han sido o están siendo investigados por Hacienda por presunto fraude fiscal; hemos visto como alguno incluso ha sido condenado recientemente. ¿Por qué defraudan a Hacienda los futbolistas? ¿Hay algún resquicio en nuestro sistema tributario que les facilita esta posibilidad?

A partir del ejercicio 2016 los futbolistas (que ganen más de 60.000 euros anuales, es decir, hablamos de una gran mayoría) tributan a un tipo del 45% por el 85% de los rendimientos del trabajo derivados de su contrato; la ley permite que tributen el 15% restante de sus ingresos como derechos de imagen, que van por el impuesto de sociedades a un tipo de gravamen mucho más beneficioso: en vez del 45% del IRPF para el ejercicio 2016 el tipo del impuesto de sociedades está en un 25%, mucho más reducido. La diferencia es considerable y por tanto el beneficio fiscal  es claro.

Si la propia ley permite que los futbolistas tributen a un tipo más beneficioso por sus derechos de imagen ¿dónde está el problema? Lo que Hacienda investiga es la naturaleza de los ingresos que se computan como derechos de imagen y la actividad real que realiza la empresa que los gestiona: en ocasiones el futbolista cede su imagen a una empresa que es de su propiedad; esa empresa tributa al 25% normalmente, al tipo general del impuesto, y al mismo tiempo le paga al futbolista, que debe tributar al IRPF por esos ingresos. Hay veces que dichas retribuciones no se corresponden con los precios de mercado sino que son inferiores, con la finalidad de que los futbolistas paguen menos IRPF del que les corresponde. Por otra parte, al frente de esa empresa o sociedad que gestiona los derechos de imagen suele estar el padre, madre, esposa o familiares del futbolista en cuestión y Hacienda también suele investigar al respecto para ver la naturaleza y el precio de estas relaciones. Pretenden evitar y erradicar la existencia de las llamadas “empresas instrumentales”, aquellas que en realidad no realizan actividad económica alguna.

En definitiva, si bien es cierto que casi la mitad del sueldo de un futbolista va a parar a Hacienda esto no es exclusivo de ellos sino que toda persona que esté por encima del umbral de 60.000 euros va a tener que pagar a Hacienda ese 45% por IRPF y además por el total, no tiene como incentivo fiscal la posibilidad de tributar un 15% de sus ingresos a un tipo más reducido por el impuesto de sociedades.

Si te ha parecido interesante nuestro artículo comparte en tus redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s