LA PRUEBA DE ALCOHOLEMIA: DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL CONDUCTOR.

Todos los conductores quedan obligados a someterse a las pruebas de detección de alcohol o drogas, ya sea a raíz de un control rutinario realizado por la Autoridad o bien a consecuencia de un accidente de tráfico. En este último caso los Agentes pueden obligar a someterse a dichas pruebas incluso a los peatones si se han visto implicados en el accidente.

Antes que nada, vamos a ver cuáles son las tasas administrativamente permitidas de alcohol en sangre o aire espirado:

  • Conductor profesional: 0,15 mg/l aire – 0,3 g/l sangre
  • Conductor novel: 0,15 mg/l aire – 0,3 g/l sangre
  • Resto de conductores (norma general): 0,25 mg/l aire – 0,5 g/l sangre.

En cuanto a la realización de la prueba, si una vez realizada la primera el resultado es negativo o inferior al máximo permitido existen dos alternativas:

  • El conductor puede reanudar la marcha sin más problemas si le han parado en un control preventivo.
  • Si se ha visto implicado en un accidente de tráfico la Autoridad interviniente dejará constancia en el Atestado del resultado de la prueba, independientemente claro está, de la responsabilidad que el conductor pueda tener en el accidente.

En caso de que el resultado de la primera prueba fuera positivo o, aun siendo inferior a los límites legales, los Agentes vieran que existen síntomas claros de haber ingerido alcohol, el conductor deberá someterse a una segunda prueba, realizada con un etilómetro evidencial, de mayor precisión, una vez transcurrido un mínimo de diez minutos. Las opciones son las siguientes:

  • Que el resultado de esta segunda prueba sea inferior al máximo permitido, caso en que el conductor podrá reanudar la marcha inmediatamente en caso de que sea un control. Si es un accidente quedará constancia en el Atestado del resultado final de la prueba.
  • Que el resultado de la segunda prueba sea positivo, caso en el cual el conductor tendrá los siguientes derechos:
  1. Formular las alegaciones que considere oportunas, de las que los Agentes deberán dejar debida constancia en las diligencias.
  2. Contrastar los resultados del etilómetro mediante un análisis de sangre. En caso de que así lo solicite los Agentes deberán acompañarle al centro sanitario más cercano a fin de la realización de los análisis. Importante tener en cuenta que si los resultados son también positivos el conductor estará obligado a abonar los gastos que se originen.

En cuanto al vehículo, si el conductor da positivo en la segunda prueba, quedará inmovilizado o incluso lo llevarán a un depósito si supone un obstáculo para la circulación. Los gastos derivados de la inmovilización o retirada al depósito serán de cuenta del conductor o de quien legalmente responda de él. Si está acompañado de una persona con permiso de circulación que da negativo en la prueba de alcoholemia podrá hacerse cargo del vehículo.

Si te ha resultado útil esta entrada, comparte. Tal vez te interesará leer:

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL IV: DELITO DE CONDUCCIÓN BAJO LA INFLUENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS, DROGAS TÓXICAS, ESTUPEFACIENTES O SUSTANCIAS PSICOTRÓPICAS.

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL I: EL EXCESO DE VELOCIDAD

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL II: CONDUCCIÓN TEMERARIA

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL III:CONDUCCIÓN TRAS LA PÉRDIDA DE VIGENCIA DEL PERMISO O LICENCIA POR PÉRDIDA TOTAL DE PUNTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s