Actividades extraescolares durante el período de visitas con el progenitor no custodio.

En general, la inscripción del menor en actividades extraescolares debe ser pactada de común acuerdo por ambos progenitores, al ser una cuestión independiente de quién tenga atribuida la guarda y custodia del menor, perteneciendo a la esfera de la patria potestad.

Es frecuente que surjan conflictos entre padres separados cuando se toca este tema, bien porque uno quiera que el hijo asista a una determinada actividad y el otro quiera que asista a otra o bien a ninguna. Hay varias soluciones posibles:

  • Como indicábamos al principio, fijación de común acuerdo por los progenitores.
  • Si no es posible lo anterior, durante los períodos de estancia con cada uno de los padres, será el progenitor en cuestión quien determine las actividades que va a realizar el menor durante ese tiempo. Como ejemplo, la madre no podrá decidir unilateralmente una actividad para su hijo los lunes y miércoles de 17 a 18 horas si durante ese período de tiempo le corresponde estar con su padre, salvo que éste lo consienta.

En caso que el progenitor no preste su consentimiento y el otro insista en la inscripción del menor en esa actividad extraescolar en período de régimen de visitas deberán acudir al juez que valorará las circunstancias concurrentes, como son la justificación de la actividad en función de los gustos y solicitud del menor, tiempo que cada progenitor pasa con él, días de realización de la actividad, etc…

En cuanto al progenitor obligado a asumir el coste de las actividades extraescolares y si éstas se engloban dentro de la pensión de alimentos puedes leer nuestro post en el que tratamos específicamente este tema: Pensión de alimentos: Gastos ordinarios y extraordinarios.

Ahora bien, con independencia de lo anterior, una vez que el menor está inscrito en una actividad extraescolar, que por otra parte debemos tener en cuenta que habrá sido por elección propia, en función de sus gustos y preferencias, los progenitores deberán dejar a un lado esa falta de entendimiento y colaborar en beneficio de los intereses del menor, máxima indiscutible en la solución de todos los conflictos de este tipo, seguida además de forma no sólo mayoritaria sino prácticamente unánime por todos los jueces de familia.

Si te ha resultado interesante nuestra entrada, por favor, comparte con tus contactos en redes sociales.

SUSCRIBETE AL BLOG para estar al día de nuestras publicaciones y recibirlas directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico. Sigue los pasos que te detallamos en el siguiente enlace: SUSCRIBETE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s