¿Cómo se retira dinero de una cuenta en caso de fallecimiento de su titular?

En caso de fallecimiento del titular de una cuenta bancaria, si eres heredero del fallecido o bien cotitular de la cuenta, debes seguir una serie de pasos legalmente previstos a fin de regularizar la situación y recuperar el dinero.

Lo primero que hay que tener en cuenta es si el fallecido era titular único o cotitular de la cuenta bancaria:

  • Titular único: los beneficiarios de la cuenta serán los herederos legalmente reconocidos, en caso que la persona fallecida lo haya indicado en el testamento. Si no es así, los beneficiarios serán los familiares de primer rango (descendientes en primer lugar).
  • Cotitular: El otro cotitular puede retirar el 50% de la cantidad obrante en la cuenta en el momento del fallecimiento, sin necesidad de acreditar nada ni ninguna autorización especial. El resto se repartirá entre los herederos o familiares directos conforme a lo indicado en el apartado anterior.

Importante: Una persona que simplemente está autorizada en la cuenta sin ser titular pierde automáticamente esa condición de “autorizado” en el momento del fallecimiento. Si retira dinero de la cuenta durante las primeras horas o días siguientes al fallecimiento aprovechando que aún la entidad bancaria no tiene conocimiento del mismo, esto tendrá consecuencias legales y deberá enfrentarse a posibles denuncias por parte de los herederos legalmente reconocidos.

Documentación que debemos presentar en el Banco:

  1. Si hay testamento:
  • Certificado de Defunción.
  • Certificado del Registro de Actos de Última Voluntad, para acreditar si una persona ha otorgado o no testamento ante Notario.
  • Copia autorizada del (último) testamento.
  • Acreditación de la condición de “heredero” a efectos legales. (Adjudicación de herencia, bien ante Notario o bien mediante documento privado con la conformidad de todos los herederos).
  • Acreditación del pago o exención del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  1. Si no hay testamento:
  • Certificado de Defunción.
  • Certificado del Registro de Actos de Última Voluntad.
  • Declaración de herederos realizada ante Notario.

A partir de aquí, una vez acreditada la condición de “heredero” la entidad bancaria pasará a ofrecer a los mismos información relativa a los movimientos bancarios y aquellas operaciones concretas que les sean solicitadas.

Si no se tiene muy claro en qué entidades bancarias podría tener el fallecido más cuentas abiertas la opción es realizar una solicitud a Hacienda por parte de quienes acrediten suficientemente la condición de “herederos”, a fin de que la Agencia Tributaria facilite información fiscal, en la que vendrán recogidos entre otros datos los rendimientos obtenidos en las distintas cuentas bancarias en las que el fallecido constara como titular.

icono-bloqueo En última instancia es importante saber que en ningún caso el Banco se va a quedar con el dinero de esa cuenta: mientras haya fondos se seguirán pagando las facturas y recibos correspondientes y se producirán los cobros oportunos. Si nadie reclama el dinero pasado el tiempo, la entidad bancaria la declarará “en abandono”, pero siempre a la espera de que alguien acredite condición suficiente para efectuar a su favor la retirada del dinero.

Si te ha resultado útil nuestro artículo comparte con tus contactos en redes sociales.

Para estar al día de nuestras publicaciones y recibirlas directamente en tu bandeja de entrada introduce tu dirección de correo en el apartado habilitado. Posteriormente recibirás un mensaje de confirmación y ¡listo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s