Permiso por fallecimiento de un familiar.

thin-0529_cementary-512Es uno de los permisos legalmente reconocidos a los trabajadores, con objeto de que estos puedan conciliar vida personal y laboral y, por ende, hacer frente a determinadas situaciones personales en las que se hace imprescindible la presencia y apoyo de los miembros de una familia, como es claramente el fallecimiento de un familiar.

Para ver la duración y condiciones de este permiso lo primero que debemos hacer es acudir al Convenio Colectivo que nos sea aplicable, pues seguramente encontraremos en él normas específicas que regulen esta cuestión y que (siempre que sean más favorables claro está) serán de aplicación prioritaria a lo dispuesto en el Estatuto de los Trabajadores.

Si nuestro Convenio no dice nada tendremos que recurrir al texto legal, según el cual, el trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, durante dos días por fallecimiento de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días. 

Hay una serie de cuestiones que producen muchas dudas y no están expresamente resueltas en el Estatuto de los Trabajadores, dada la escueta redacción del artículo, por lo que vemos qué dicen los jueces y la doctrina:

Parentesco: El segundo grado de parentesco alcanza fundamentalmente a los padres, hijos, nietos, abuelos y hermanos, siendo extensible lógicamente al cónyuge. Para saber más sobre cómo determinar los grados de parentesco puedes leer nuestro post Grados de parentesco.

El concepto de afinidad en sentido estricto no engloba todos los parientes, como por ejemplo los hijastros y los llamados concuñados o consuegros; está claro que en un caso de fallecimiento de un familiar hay que tener en cuenta los usos sociales y esa necesidad de apoyo y colaboración entre los miembros de una misma familia. Los jueces así lo han tenido en cuenta a la hora de compatibilizar estos deberes “sociales” o familiares con las obligaciones propias de un puesto de trabajo. De esta forma:

  1. El permiso se hace extensible, en caso de afinidad, no solo a los padres del cónyuge, sino a la madrastra o padrastro y a los hijastros/as. Igualmente ocurre con los abuelos y hermanos del cónyuge o cónyuge de los hermanos. En relación a todos ellos puede solicitarse el permiso.

  2. Otra situación distinta es el caso de los “concuñados”, que si bien socialmente pueden considerarse “familiares” o “allegados” no tienen absolutamente ninguna relación de parentesco entre sí y, por lo tanto, su fallecimiento no generaría derecho a permiso.

  3. Al igual que en el caso anterior debemos excluir a los tíos y primos, que exceden del segundo grado exigido por la ley.

  • Parejas de hecho: ¿Qué ocurre si fallece un familiar de tu pareja y no estáis casados? La ley solo recoge este permiso en caso de matrimonio, si bien es cierto que, para el caso de las parejas de hecho, los Convenios Colectivos suelen recoger mejoras y por tanto se equiparan al matrimonio.

  • Duración del permiso: Normalmente se ha venido considerando el permiso de dos días naturales, a contar desde el fallecimiento, es decir, que el día del fallecimiento ya cuenta como el primer día de permiso. No obstante, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Las Palmas de este mismo año ha venido a darle una nueva interpretación al artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores, de forma que, a criterio de este Tribunal, estos permisos retribuidos que configura la ley para el trabajador tienen como finalidad conciliar la vida familiar y la actividad laboral, otorgando al trabajador el derecho a ausentarse del puesto de trabajo en determinadas circunstancias. Este conflicto entre vida personal y laboral no se produce en los días de vacaciones o descanso, en los que no hay obligación de acudir al puesto de trabajo; de esta manera, el Tribunal aplica la norma más favorable para el trabajador, entendiendo que si en el Estatuto de los Trabajadores se especifica que el permiso por matrimonio se cuenta por días naturales y respecto a los demás no dice nada, se entiende que se computan como días laborables.

    • Extensión de la duración a cuatro días: se exige un desplazamiento de cierta entidad, normalmente 200 Kms por trayecto (es decir, 200 de ida y 200 de vuelta) para que la empresa estime la ampliación del permiso a cuatro días. A partir de aquí da igual lo lejos que el trabajador tenga que irse, si bien el Convenio Colectivo puede contener alguna mejora y, por lo tanto, mayor número de días.

    • Acreditación: Debes solicitarlo por escrito (con las nuevas tecnologías un correo electrónico puede ser suficiente) y, si te solicitan justificante, deberás aportar copia del certificado de defunción y en su caso del Libro de Familia.

    Si te ha resultado útil nuestro artículo, por favor, comparte con tus contactos en redes sociales.

    SUSCRÍBETE AL BLOG para estar al día de nuestras publicaciones y recibirlas directamente en tu bandeja de entrada del correo electrónico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s