Suplantación de identidad en Redes Sociales.

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la auténtica revolución que han supuesto Internet y las Redes Sociales como nuevas formas de comunicación; como en todo, encontramos en ello luces y sombras, precisamente por la facilidad y el anonimato con el que pueden realizarse actuaciones delictivas.

Para saber cuándo estamos o no ante una situación que pueda revestir carácter delictivo es necesario distinguir lo siguiente:

  • Registro de perfil falso, con nombre de pila y/o foto de perfil de una tercera persona pero sin utilizar su información personal. En principio, independientemente de lo que te pueda parecer éticamente hablando, jurídicamente no es delito.

  • Si junto con lo anterior se usan datos personales de esa tercera persona sin su consentimiento estaremos casi con total seguridad ante una vulneración del derecho a la imagen como poco; a partir de ahí, dependiendo de la actuación en sí, tendremos que distinguir entre estafas, injurias, calumnias, etc…

  • Diferente de la suplantación está la llamada “usurpación de identidad”, para la que no basta el simple hecho de usar el nombre o una fotografía sino que, en palabras de la jurisprudencia, de la personalidad global del afectado, es decir: es necesario una suplantación con permanencia en el tiempo y de carácter pleno. Una apropiación completa de la identidad de otra persona. El delito de usurpación está castigado por el Código Penal con penas de prisión de tres meses a seis años.

En cualquiera de los casos anteriormente expuestos es importante una actuación rápida por parte del afectado:

  • Hacer las capturas de pantalla que acrediten la suplantación o usurpación y acudir con las mismas a un Notario para que levante la correspondiente Acta Notarial.

  • Todas las Redes Sociales disponen de medios a los que dirigirte para denunciar este tipo de situaciones. Importante hacerlo cuanto antes.

  • Denuncia penal por los cauces normales, basta con que sea ante la Policía, adjuntando comprobantes de las dos acciones anteriores. La Guardia Civil cuenta con un Grupo de Delitos Informáticos.

  • Si la web o Red Social no contesta a tus peticiones o encuentras su respuesta contraria a tus intereses existe una opción adicional, que es formular una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Este organismo tiene potestad para iniciar una investigación, atender a tus peticiones e imponer sanciones a las empresas si finalmente entienden que no han actuado conforme a las obligaciones legales sobre protección de datos personales.

  • Por último, te quedará la vía judicial; la viabilidad de una posible reclamación judicial dependerá fundamentalmente de las pruebas documentales y/o periciales de las que dispongas una vez agotadas las posibilidades anteriormente descritas.

Como siempre decimos es muy importante la prevención: proteger al máximo las opciones de seguridad y privacidad de las cuentas, cuidado con las Redes Wifi a las que te conectas, párate a leer la política de privacidad y condiciones de un servicio antes de usarlo o acceder a él y revisa con mucho cuidado lo que decides compartir públicamente en tus Redes Sociales.

Si te ha resultado útil nuestro artículo, por favor, comparte con tus contactos.

SUSCRÍBETE AL BLOG para estar al día de nuestras publicaciones y recibirlas directamente en tu bandeja de entrada del correo electrónico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s