¿Qué consecuencias tiene abandonar el coche en la calle?

Todos conocemos casos de vehículos abandonados en la vía pública, con motivaciones muy variadas: desde vehículos robados a aquellos otros que han sufrido una avería o accidente y requieren una reparación imposible de asumir económicamente por sus dueños, como meros ejemplos; cualquiera de nosotros como usuarios de la vía pública podemos comunicar al Ayuntamiento de nuestra localidad la existencia de un coche abandonado en la calle para que proceda a su retirada como residuo urbano. Pues bien ¿Cuándo se considera legalmente abandonado un vehículo?

De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, el Ayuntamiento podrá ordenar el traslado del vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos para su posterior destrucción y descontaminación en los siguientes casos:

  • Cuando permanezca estacionado durante más de un mes en el mismo lugar, y presente desperfectos que hagan imposible el desplazamiento por sus propios medios o le falten las placas de la matrícula.
  • Cuando, recogido un coche por avería o accidente en un recinto privado, su titular no lo hubiese retirado en un período de dos meses. El propietario o persona responsable del recinto debe acreditar en la Jefatura Provincial de Tráfico el haber requerido fehacientemente al titular del vehículo para que procediera a su retirada del recinto privado.
  • Cuando hayan pasado más de dos meses desde que el vehículo fuera inmovilizado o retirado de la vía pública sin que el titular haya realizado alegaciones.

Si se dan alguna de estas circunstancias, una vez retirado el coche y cumplimentados los trámites administrativos anteriormente indicados, se procede a su descontaminación y se envía el vehículo al desguace.

Estas son las disposiciones generales de la Ley de Seguridad Vial pero habrá que estar a lo que establezcan las ordenanzas municipales de la localidad donde nos encontremos, por si recogen alguna condición más concreta. Igualmente habrá que estar a la normativa local para determinar las multas que puede suponer el abandono de un vehículo para su propietario, conductor habitual o arrendatario en su caso, así como los gastos ocasionados por el traslado del vehículo en grúa y la estancia en el depósito municipal.

Además si hay alguna actuación por parte de Medio Ambiente por considerar al vehículo como residuo nocivo, hablamos de una multa distinta y por importe con total seguridad más elevado que la anterior.

Si te ha resultado útil nuestro artículo, por favor, comparte con tus contactos en Redes Sociales.

SUSCRÍBETE AL BLOG para estar al día de nuestras publicaciones y recibirlas directamente en tu bandeja de entrada del correo electrónico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s